lunes, 14 de diciembre de 2015

Problemática Fiscal de los Fondos y Planes de Jubilación en el Extranjero

Si eres Residente Fiscal de los EEUU (“US Citizen”, “Alien Green Card” o extranjero que vive/trabaja en los EEUU) y tienes un plan/fondo de pensiones (o similar) en el extranjero (algo  relativamente habitual en expatriados y en ciudadanos extranjeros que se desplazan a trabajar a los EEUU), ya tienes una nueva preocupación, el IRS te pregunta sobre ello.

Fondos de Pensiones en el Extranjero = The IRS is watching you

La preocupación puede ser nueva para ti, pero las normas fiscales que rigen estas circunstancias en los EEUU ya existían hacen muchos años, por tanto, lo mas probable es que te hayan venido afectando durante los últimos años.


El tema está claro y es relativamente fácil de entender,  los planes de pensiones extranjeros no tienen la misma regulación fiscal que los planes nacionales constituidos dentro de los EEUU. Lo anterior conllevará tratamientos fiscales diferentes según el caso, por ejemplo, las aportaciones a los planes de pensiones extranjeros no son deducibles y por tanto estarán incluidas en la base imponible para el cálculo del impuesto.

Para que se hagan una idea, según las normas fiscales de los EEUU las contribuciones a fondos de pensiones extranjeros no son deducibles, los rendimientos devengados a final de año deben ser declarados como ingresos corrientes, se debe informar al IRS tanto del saldo final del fondo como por sus variaciones a lo largo del año, están considerados activos a informar según la normativa FBAR y por el modelo 8938, casi siempre conlleva la obligación de informar sobre el vehículo sobre el que invierte (habitualmente según el modelo 8621), etc.

Irónicamente, con lo anterior no podría terminar aún su preocupación, en los casos en los que se rescaten aportaciones a planes de pensiones cuyas aportaciones se hubieran hecho en un momento anterior a la adquisición de la residencia fiscal en los EEUU, la parte proporcional de la distribución sobre tales aportaciones estará sujeta a impuestos.

Los fondos de inversión constituidos en el extranjero están tratados en los EEUU bajo la normativa que rigen los Trust. Por tanto, un fondo de pensiones extranjero en un “Foreign Trust” a efectos fiscales en los EEUU. A partir de aquí, se podrían considerar “Grantor Trust” o “Employees’ Trus”, y continuar complicándose su tributación.

Lo cierto es que si usted es Residente Fiscal en los EEUU y posee un plan/fondo de pensiones en el extranjero, estará obligado a informar sobre ello al IRS, y dependiendo de la naturaleza del fondo, estará sometido a un variado conjunto de obligaciones fiscales derivadas.


Llegado este momento, su mejor elección sería contactar con nosotros en alientax@alientax.com y gustosamente le daremos nuestra opinión sobre su caso en concreto. Recuerde que faltar en ciertas obligaciones anteriores está gravemente sancionado, incluso bajo el procedimiento de “fraude”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario