domingo, 24 de enero de 2016

La Margarita de la Residencia Fiscal en los EEUU

¿Soy residente fiscal?, o ¿no soy residente fiscal?

Mientras deshojamos la margarita de la residencia fiscal americana nos invaden nuevas dudas, nuevos interrogantes nos conducen a pendular hacia donde lo que no creíamos inicialmente. La confusión se va mezclando con el deseo,  la incertidumbre con la expectativa, y el todo con la parte.
Caramelos Envenenados del Sistema Fiscal Americano
Los Caramelos Envenenados del Sistema Fiscal Americano
En esta ocasión, como en tantas otras situaciones vitales, es muy habitual que se confunda el deseo, y para mayor desgracia, el vacuo deseo fruto de una falsa expectativa con la fría realidad, el mito del impúber y el caramelo en la mano del malhechor.

Sobre lo que nos trata, ya conocemos a los americanos, son aquellos con pasaporte de los EEUU; también conocemos a los extranjeros residentes, son aquellos poseedores de la conocida “Green-Card” o permiso de residencia permanente. Pues ya conocemos a los primeros Residentes Fiscales, o Residentes a Efectos Fiscales de los EEUU, se trata de sus nacionales y de aquellos extranjeros con la Green-Card, simple ¿no?